Viva la experiencia de conectarse con la naturaleza realizando una caminata por el bosque nuboso de Finca El Pilar en Antigua Guatemala.

Senderos de Finca El Pilar Antigua Guatemala.jpg
Dos kilómetros de senda en madera recorren toda una quebrada. Fotos: Luis Toribio

 

Esta atracción ecológica resulta única, posee varios kilómetros de senderos espectaculares entre la montaña, ideal para el avistamiento de aves y amantes de la naturaleza.

Finca El Pilar es una reserva privada de 400 hectáreas, su zona montañosa abarca gran parte del “Cerro El Cucurucho”. Esta formación geológica es uno de los pulmones ambientales más importantes de Sacatepéquez.

 

Mirador de Finca El Pilar en Cerro El Cucurucho Antigua Guatemala. Foto Luis Toribio
Impresionante vista hacia el Lago de Amatitlán y el Volcán de Pacaya

 

Senderos

La reserva dispone de dos rutas: la primera es muy recorrida, esta no llega a la cima del cerro, pero gusta mucho por sus gradas de madera que recorren toda una quebrada. Este paseo de dos kilómetros se puede hacer en una hora y media.

 

Senderos Finca El Pilar.jpg
Bosque de Encinos

 

La segunda es una calle de unos 6 kilómetros que serpentea hasta la cumbre del Cerro Cucurucho –a una altura de 2,650 metros-; cuenta con dos increíbles miradores que apuntan hacia el Lago de Amatitlán y el Volcán de Pacaya. En su parte frontal se aprecian los Volcanes de Fuego y Acatenango. Este ascenso se puede realizar en dos horas y media aproximadamente.

Aves

Según especialistas del portal de ciencia en aves ebird.org, Finca El Pilar registra 167 especies, entre ellas: Tucanete Esmeralda, Gavilán de Cooper, Halcón montés collarejo, Gavilán americano, Azulejo oriental, Cárabo guatemalteco y colibríes.

En la parte inicial de la senda con gradas se encuentra un santuario dedicado a los colibríes, acá se pueden apreciar varias especies alimentándose en una danza de vuelo.

Conservación de la riqueza natural

A través de políticas propias, Finca El Pilar ha desarrollado estrategias dirigidas a la protección y conservación de su biodiversidad. Uno de estos esfuerzos es la creación de un proyecto para la conservación de los anfibios del lugar.

Otros atractivos

Existe la oportunidad de realizar un camping fotográfico y observación de aves en determinado mes del año. Con frecuencia también organizan emocionantes caminatas con perros, estas son guiadas por la instructora Chrissi Schranz, acá se puede aprender un poco más acerca del comportamiento canino.

Si le gusta nadar, en sus instalaciones de ingreso el visitante podrá refrescarse en las piscinas con agua de montaña, libre de cloración. Yoga y bicicleta de montaña son otras de sus actividades.

Ingreso

Los visitantes tienen opción a combinar actividades. La caminata por senderos tiene un costo de Q 50 p/p, bicicleta de montaña Q 60 p/p y uso de piscinas Q 20. También se pueden usar sus pérgolas para diversas actividades.

Relaje sus sentidos y déjese llevar por este atractivo ecológico ubicado en San Cristóbal el Bajo,  Antigua Guatemala.

Lea También: ¿Ya conoce este lugar en Antigua?

 

Anuncios