Antigua Boreal
El Tour de las Flores en Antigua Boreal.  Foto: Luis Toribio

 

En sus alrededores,  la ciudad colonial ofrece una variedad de lugares a conocer,   sus aldeas, como San Juan del Obispo y San Pedro las Huertas resguardan un legado histórico y cultural.  Sus costumbres, gastronomía, artesanía  y  su gente,  hacen el destino perfecto del visitante nacional y extranjero. El Hato y San Cristóbal el Alto complementan esta  experiencia con un ambiente ecológico que lo hace ideal a  los que gustan de la naturaleza.

El Hato

Esta pequeña comunidad se encuentra –entre montañas- a 15 minutos del centro de Antigua. Su ubicación geográfica ha favorecido el surgimiento reciente de hoteles y restaurantes campestres, que fusionado a la impresionante vista  de los volcanes de Agua, Fuego y Acatenango,  posicionan  a  este destino como un favorito y único.

“Antigua Boreal” es uno de los restaurantes que se encuentra en este recorrido ecológico. Con más de un año, el restaurante ha destacado por su Pizza Deep Dish, con doble altura, libra y media de quesos y 4 especialidades que se funden en horno de leña. Con su variado menú internacional,  el restaurante promete al comensal una experiencia diferente.

 

El Tour de las Flores es una actividad recreativa que Antigua Boreal introdujo hace un par de años, aquí el visitante es cautivado por más de 12 mil plantas de Gerberas y unas 32 especies de ellas.  Su invernadero produce alrededor de 700 docenas por semana para su exportación y venta local.

Como parte del recorrido botánico se podrá aprender más de esta planta ornamental -traída de Holanda- y  la oportunidad de tomarse fotografías muy singulares en medio del colorido y belleza de las Gerberas. Planifique su próximo fin de semana,  y dése el gusto de visitar estos lugares en La Antigua Guatemala.

Anuncios